domingo, 29 de mayo de 2011

Quiera Dios. Quiera yo...

“¡Ojalá me pase algún día!”, escucho después de un largo suspiro. Unas vacaciones románticas, un nuevo trabajo con mejores condiciones, una pareja que funcione, una casa más confortable y espaciosa, un nuevo miembro en la familia, un círculo de amigos amplio y enriquecedor… Ojalá me pase y un suspiro. Segundos de silencio. Mirada furtiva hacia el suelo. Las palabras, para quien sabe oírlas y sopesarlas, continúan hablando de nosotros aún cuando hayamos dado un asunto por concluido. Ojalá (palabra de origen árabe que literalmente significa “Si Dios quisiera”). Si Dios quisiera. O la suerte. O la maldita casualidad… Suspiro. Aunque parece tan improbable…

Las palabras son indiscretas, sí. Reflejan de un modo preciso el esquema mental que estamos empleando y las emociones que nos suscitan. No importa los años que hayamos cumplido: todavía esperamos que salga el genio de la lámpara y cambie de un golpe la parte más difícil de nuestras vidas. A veces no es tan complicado encontrar la forma de hacer realidad nuestros sueños: las opciones no están tan lejos de nosotros, pero para acceder a ellas hay que cambiar nuestros enfoques. Por supuesto que hay componentes que influyen sobre nosotros y se escapan de nuestra voluntad para actuar sobre ellos, pero también existe un margen amplio de conquista personal.

Pasará, si Dios quiere. Y tú, ¿quieres que pase? Y si es así, ¿qué estás haciendo para conseguirlo?

2 comentarios:

  1. Leyendo el texto me vienen a la mente dos cuestiones que repito mucho, sobre todo últimamente que las cosas se han vuelto más difíciles. Por una parte la célebre frase de Albert Einstein, "si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo". Queremos que nuestras vidas cambien pero sin que cambiemos nosotros ni lo que hacemos... Difícil, muy difícil. La otra es algo que les he dicho a mis padres hasta la saciedad. Estadísticamente es más fácil morir a causa de un rayo que ganar el euromillón. ¿Tienes miedo de que te parta un rayo? ¿Entonces qué te hace pensar que vas a ganar esta semana?

    ResponderEliminar
  2. Una noche en Alabama1 de junio de 2011, 0:46

    Totalmente de acuerdo contigo, Luis. Gracias por estar ahí

    ResponderEliminar