miércoles, 21 de julio de 2010

Vacaciones

Hay palabras que nada más pronunciarlas evocan sensaciones y recuerdos agradables, palabras que nos envuelven y nos trasportan a situaciones placenteras y deseadas. “Vacaciones” es una de ellas, una palabra-álbum que se despliega ante nosotros con la alegría de las verbenas de verano, la luminosidad del amanecer en la playa y la complicidad de los almuerzos compartidos en familia, con tortilla de patatas, cerveza espumosa y una sandía recién salida del frigorífico y servida en rodajas sobre platos de Duralex.

Las vacaciones disparan los sentidos, estiran las horas y despiertan el deseo. Deseo de pasar horas debajo de la sombrilla leyendo un buen libro, de disfrutar de nuestra pareja o de hacer deporte al aire libre. Deseo de decidir sobre nuestro tiempo y elegir nuestras ocupaciones favoritas. De no mirar el reloj. De no chequear varias veces al día la blackberry. De dormir cuando apetece e improvisar los planes. De vivir cada día al máximo, con energía y buen humor.

Las vacaciones huelen a mar, a viento sobre la cara y tumbonas cerca de la orilla. A nuevas amistades y cámaras de fotos. A grandes bolas de helado que se resbalan por la galleta y brindis despreocupados en la madrugada. A sorpresas y aventuras. A días ganados a pulso en el calendario para multiplicar nuestras sensaciones y escapar de la rutina.

Que disfrutes al máximo de tus vacaciones.

¡Feliz verano!

No hay comentarios:

Publicar un comentario